Seriedad.

Comenzaste a decir que no,

cuando yo recién comenzaba

a decir que si.

 

Sabias todas las respuestas,

cuando yo recién comenzaba

a realizar las preguntas.

 

Ibas siempre un paso

por delante.

 

En abril te encontrabas dudando,

mientras que yo seguía enamorado de septiembre.

 

¿Por qué será que en cierto intervalo de la vida,

el amor toma tanta seriedad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s